Que hacer cuando un bebe se ahoga con su saliva

El bebé que se ahoga con la saliva no puede respirar

Una de las formas en que los bebés exploran el mundo que les rodea es llevándose cosas a la boca. Por desgracia, los bebés son más propensos a atragantarse, ya que aún no han aprendido qué elementos son alimentos, y no siempre mastican, tragan y respiran en el orden correcto, lo que a veces puede provocar un atragantamiento.

Acuéstalo boca abajo a lo largo de tu muslo, con la cabeza más baja que el trasero. Apoya su cabeza y sus hombros. Golpea firmemente entre los omóplatos con el talón de la mano. Si los golpes en la espalda no desalojan el objeto, pasa al segundo paso.

Debes modificar la fuerza de los golpes en la espalda en función del tamaño del bebé. Tienes que ser mucho más suave con un bebé, o un niño más pequeño, que con un niño más grande. La fuerza con la que se dan los golpes en la espalda también debe estar en relación con tu propia fuerza. Los golpes en la espalda deben ser lo suficientemente fuertes como para desalojar el objeto.

No se recomienda meter los dedos a ciegas en la boca para intentar sacar cualquier objeto extraño. Se corre el riesgo de empujar el objeto más abajo o de dañar el sensible tejido blando de la parte posterior de la garganta, que podría hincharse y causar más daños. Sin embargo, si puedes ver claramente un objeto en la boca del bebé y eres capaz de sacarlo con seguridad con la punta de los dedos, puedes hacerlo.

¿Por qué mi bebé se ahoga con su saliva?

El bebé se ahoga con la saliva

Esto puede deberse a la inflamación de las amígdalas que bloquean el flujo de saliva. En el reflujo infantil, el esfínter esofágico no está completamente desarrollado y no puede evitar que el contenido del estómago suba. Para disminuir el reflujo infantil, prueba estos consejos: Mantén a tu hijo en posición vertical durante al menos 30 minutos después de comer.

  Cuanto se puede estar sin beber agua

¿Qué hacer después de atragantarse con saliva?

Si una persona se atraganta con la saliva, anímela a toser. Si no puede toser o parece que no puede respirar, llama al 911. Es posible que un médico o un paramédico tenga que succionar las vías respiratorias para ayudarles a respirar de nuevo.

¿Puede el bebé atragantarse con la saliva mientras duerme?

Mito: Los bebés que duermen boca arriba se ahogan si escupen o vomitan mientras duermen. Realidad: Los bebés escupen o tragan automáticamente el líquido que escupen o vomitan; es un reflejo para mantener libres las vías respiratorias. Los estudios no muestran un aumento del número de muertes por asfixia entre los bebés que duermen boca arriba.

El bebé se ahoga por el reflujo de saliva

Las cunas en sí no causan el SMSL. Pero las características del entorno de sueño -como una superficie blanda para dormir- pueden aumentar el riesgo de SMSL y otras causas de muerte infantil relacionadas con el sueño. Averigüe más sobre lo que es un entorno de sueño seguro para su bebé.

Los bebés tosen o tragan automáticamente el líquido que escupen o vomitan: es un reflejo para mantener despejadas las vías respiratorias. Los estudios demuestran que no aumenta el número de muertes por atragantamiento entre los bebés que duermen boca arriba. De hecho, los bebés que duermen boca arriba podrían eliminar mejor estos fluidos debido a la forma en que está construido el cuerpo.

Pruebas recientes sugieren que las vacunas pueden tener un efecto protector contra el SMSL. Todos los bebés deben acudir al médico con regularidad para someterse a las revisiones del bebé sano y deben vacunarse a tiempo según las recomendaciones del médico.

Los bebés corren el riesgo de sufrir el SMSL sólo hasta el año de edad. La mayoría de las muertes por SMSL se producen cuando los bebés tienen entre 1 y 4 meses de edad. El SMSL no es un problema de salud para los bebés mayores de 1 año.

  Donde se sienten las primeras pataditas del bebé

Qué hacer cuando el bebé se atraganta con la saliva mientras duerme

“Los bebés tienen un repertorio relativamente limitado de cosas que pueden hacer por sí mismos”, dice Joan E. Shook, MD, FAAP, FACEP, miembro del Consejo Asesor Científico de la Cruz Roja Americana y del Texas Children’s Hospital de Houston. “Desde el nacimiento hasta aproximadamente los 4 meses, sus riesgos de asfixia suelen ser las cosas que se llevan a la boca”. Esto significa que un recién nacido puede atragantarse con la leche materna o la saliva y, más adelante, con alimentos para bebés o, con menos frecuencia, con mucosidad (por tener una enfermedad respiratoria) o con algo que haya regurgitado. En el caso de que el bebé se atragante con un líquido, lo único que hay que hacer es abrirle la boca y succionar la sustancia con una jeringuilla.

Sin embargo, una vez que el bebé empieza a gatear, el juego cambia significativamente, ya que los bebés utilizan la boca para explorar su entorno. “Cuando un niño mayor se mete objetos extraños en la boca, eso puede ser un tipo de atragantamiento completamente diferente”, dice Shook. Las causas más comunes de atragantamiento de los bebés son los objetos pequeños que obstruyen las vías respiratorias (pensemos en juguetes, botones, trozos de comida sólida o monedas), así como comportamientos como comer demasiado en un solo bocado. “Los bebés no tienen la capacidad cognitiva de pensar: ‘Si me meto este Cheerio en la boca, debería tragarlo antes de tomar los siguientes 50′”, dice Shook. “Se atiborran la boquita de lo que sea, y luego no saben cómo manejarlo”.

El bebé se ahoga con la saliva 3 meses

Es normal que un bebé o un niño pequeño se atragante y tosa de vez en cuando. Cuando ocurre con frecuencia, puede ser motivo de preocupación. Estos episodios suelen deberse a una aspiración, es decir, a la entrada accidental de alimentos o líquidos en las vías respiratorias. Hay varias causas posibles, y el médico de su hijo elaborará un plan de tratamiento basado en el caso particular de su hijo.

  Bebida alcohólica con mas grados de alcohol

La inhalación repetida de alimentos y líquidos es algo más que una molestia. Puede suponer un grave riesgo para la salud de su hijo. Los materiales que entran en las vías respiratorias pueden causar daños importantes en el delicado tejido pulmonar. También puede desencadenar infecciones como la neumonía por aspiración, una infección bacteriana que provoca la acumulación de líquido en los pulmones. La neumonía requiere un largo tratamiento con antibióticos y puede ser mortal.

La causa más común de los trastornos de la deglución es la disfagia, una disfunción de los músculos de la garganta que controlan la deglución. La disfagia suele ser un síntoma de un problema subyacente mayor, por ejemplo:

La deglución se divide en tres fases. Durante la fase oral, los alimentos entran y se manipulan en la boca. En la fase faríngea, los alimentos empiezan a entrar en la garganta. Las vías respiratorias deben cerrarse para evitar que entren alimentos y líquidos. En la fase esofágica, la garganta se mueve para permitir que la comida entre en el estómago sin que el contenido estomacal vuelva a subir. Un problema de atragantamiento puede surgir en cualquiera de estas fases, y es necesario realizar una evaluación exhaustiva para identificar cuál es.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad