Bebe se despierta al dejarlo en la cuna

El bebé sigue sentado en la cuna

“Mi hija acaba de cumplir siete meses y nunca ha dormido toda la noche. Su problema es que no se duerme a la hora de acostarse en la cuna. Su problema es que se despierta constantemente durante la noche entre 7 y 10 veces. A veces se despierta cada 30 minutos o una hora, y después de las 10 de la noche se despierta cada dos horas.

“Si la acuesto en la cuna, es aún peor. En cuanto salgo de la habitación, en menos de 5 minutos se despierta. Cuando tenía 5 meses, después de leer un libro, probé a dejarla llorar. Finalmente se durmió después de dos horas, pero en menos de 5 minutos se despertó y empezó a llorar de nuevo. Quiero y necesito desesperadamente dormir a mi entrenador, pero no sé qué hacer. Todos los libros y los demás padres sólo hablan de cómo dormirlos pero no de qué hacer cuando se despiertan constantemente. Han pasado siete meses y necesito dormir”.

Hay varias cosas que quiero señalar sobre el problema de que tu bebé se despierte. En primer lugar, tanto el hecho de que se duerma como el de que se despierte varias veces durante la noche están relacionados con el mismo problema de fondo. No te has quedado si se mete en la cama despierta, o si la coges en brazos, la meces o la das de comer para que se duerma y luego se despierta un millón de veces.

¿Cómo puedo evitar que mi bebé se despierte en la cuna?

Mantener el contacto

Mientras le tumbas suavemente en la cuna, mantén una mano en su espalda y la otra en su barriguita. Esa presión continua facilitará la transición. Si se sobresalta, prueba a acariciarle la barriga durante unos minutos antes de alejarte.

  Agua que no has de beber déjala correr

¿Por qué se despierta mi bebé cuando lo meto en la cuna?

El sentido vestibular de tu hijo percibe el cambio brusco de posición. A través de los estímulos sensoriales de la piel, las articulaciones y los músculos, su propiocepción les dice que su cuerpo está en un lugar diferente en relación con su entorno. Es comprensible que un cambio brusco de posición y movimiento pueda despertar a una persona.

¿Se puede dejar al bebé despierto en la cuna por la noche?

Si tu objetivo es inculcarle buenos hábitos de sueño y enseñarle a dormirse y a permanecer dormido sin demasiada intervención por tu parte, entonces sí, los expertos recomiendan acostar al bebé en la cuna completamente despierto y enseñarle a dormirse de forma autónoma.

Cómo conseguir que el bebé duerma la siesta en la cuna

Los problemas de sueño son frecuentes en la segunda mitad del primer año de vida del bebé. Algunos bebés pueden gritar o llorar en mitad de la noche y luego calmarse cuando mamá o papá entran en la habitación. Esto se debe a la ansiedad por separación, una etapa normal del desarrollo que ocurre durante esta época.

La mayoría de los bebés de esta edad deberían dormir entre 12 y 16 horas al día, incluyendo un tramo de 9 a 12 horas por la noche. Es probable que tu bebé siga durmiendo dos siestas al día. Algunos duermen 30 minutos y otros hasta 2 horas.

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda compartir habitación sin compartir cama hasta el primer cumpleaños o durante al menos 6 meses, cuando el riesgo de SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante) es mayor.

Compartir habitación es colocar la cuna, la cuna portátil, el parque o el moisés del bebé en tu propia habitación en lugar de en una habitación separada. De este modo, el bebé está más cerca y resulta más fácil alimentarlo, consolarlo y vigilarlo por la noche.

  Porque los bebes recien nacidos se asustan cuando duermen

Es posible que ya hayas empezado a seguir una rutina para acostarlo. Si aún no lo has hecho, es un buen momento para empezar. Las actividades tranquilizadoras que preceden a la hora de acostarse pueden ayudar a relajar al bebé. Un baño caliente seguido de un cuento o una canción señalarán el final del día, y estas mismas actividades pueden utilizarse a la hora de dormir durante años.

Dejar de mecer al bebé para dormir

A medida que los bebés crecen, es más probable que se despierten cuando se les coloca en la cuna. Los bebés mayores y los niños pequeños pueden incluso resistirse a dormirse porque saben que uno de sus padres se irá cuando estén dormidos. Los niños pequeños, al igual que los adultos, empiezan con un sueño más ligero y progresan gradualmente hacia un sueño más profundo. Puedes esperar a mover a tu hijo hasta que esté profundamente dormido, respirando lenta y profundamente. Sin embargo, esto puede llevar 30 minutos o más, lo que puede ser mucho tiempo para sentarse con tu hijo dormido. También es posible que tu hijo tarde aún más de lo normal en alcanzar un sueño profundo si está en tus brazos.

A menudo, una solución mejor es colocar a su hijo en la cuna mientras aún está despierto. Los niños que se colocan despiertos en la cuna y se duermen solos (se tranquilizan solos) también tienen menos probabilidades de despertarse durante la noche y llorar para que venga un adulto. Aunque tu hijo no se despierte durante la noche en este momento, dormirse de forma independiente a la hora de dormir es un paso importante para prevenir los despertares nocturnos a medida que crece. Aquí tienes algunas sugerencias para que tu hijo aprenda a dormirse solo.

El bebé se despierta al acostarlo

Los bebés de nueve meses están llenos de energía y personalidad. Pueden experimentar toda una gama de emociones, desde la alegría y el enfado hasta el disgusto y la felicidad. Sonríen constantemente y lloran para expresar su malestar.

  Porque mi bebe no quiere el biberon

En resumen, desarrollan nuevas habilidades cada día. Y estas habilidades pueden ser la causa de una regresión del sueño a los 9 meses. Sí, después de semanas de sueño reparador, tu pequeño puede empezar a despertarse de nuevo.

Aunque cabría suponer que la regresión del sueño a los 9 meses se produce a los 9 meses, no siempre es así. Al fin y al cabo, los bebés no saben leer calendarios y para ellos el tiempo es fluido. Dicho esto, esta regresión concreta suele producirse en algún momento entre el octavo y el décimo mes del bebé.

Por supuesto, pueden producirse y se producen otras interrupciones. Suelen estar causadas por una enfermedad o por un cambio de rutina, como la llegada de un nuevo cuidador. No obstante, si las alteraciones del sueño no desaparecen en seis semanas, es recomendable que te pongas en contacto con el pediatra. Él puede ayudarle a descartar una enfermedad subyacente.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad